miércoles, 6 de agosto de 2014

Un nosotros de tú y yo.

Y ahora viene lo de sentirse perdida. 
No sabes qué hacer. No sabes qué decir. Lo tienes todo en tu contra y aun así sientes esperanzas llegando de Dios sabe dónde.

¿Qué más da lo que imagines en tu cabeza? La realidad no cambia porque tú lo decidas.
Da igual que te imagine a mi lado bebiendo de mi botella de Four Roses. La realidad es que nos separan unos cuantos kilómetros de corazones rotos.

Y la verdad es que estoy cansada de perder. Cansada de apostar por nosotros. Un nosotros, que siempre se desvanece justo antes de ver la luz al final del túnel. Y da igual quién seas tú, porque al fin y al cabo tú también estarás harto de luchar por un nosotros en el que no estaba yo.
Y ahí podríamos estar; Tú y yo con un nosotros por el que apostar. Bebiendo de la botella de bourbon y ya lo he vuelto a hacer. He vuelto a pensar en la locura de tenerte en mi cama, riendo a carcajadas. 

-Blue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario