martes, 11 de noviembre de 2014

Burning cold.

Inhalo.

El aire entra en mis pulmones y parece que respiro.
Pero solo hay vacío. Un vacío que toca las puntas de mis dedos cuando intento alcanzarte y cada vez estás más lejos.
Estás tan lejos que ya no te siento. Pero si no te siento, ¿qué es esto que me llena cada vez que respiro que duele más que mil puñales?

Ya no sé qué me has hecho ni por qué vuelvo a ti.
Y que me detengan si esto va a herirme de nuevo.

Ya no soy capaz de discernir nada en este infierno de tu ausencia y quemas cuando llegas, pero quemas como el frío quema. Cuando duele y luego cesa,
cesa y después no sientes nada.
Cuando el hielo cala los huesos y la respiración decelera. Cuando el latido del corazón se vuelve más sonoro en su ausencia.

Y que me detengan si esto va a herirme de nuevo, que provocas la más dulce de las muertes.

-Blue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario