martes, 31 de marzo de 2015

Oblivion

La noche oscura se cierne,
tu recuerdo, tangible.
Una lágrima derramada
arde inmarcesible.

Henos aquí o allí
pues nada aporta.
Imperceptible,
ni siquiera importa.

Y mientras el sudor
se derrama por sus cuerpos,
liberan un alma 
de espíritu olvidado:

Lleno el vacío
de vacíos versos
que de ti se llenan
en camino adverso.

Y es que nadie me dijo
que el dolor no se sufriera.
Y es que el vacío de mi alma
ni siquiera tus versos llenan.

-Blue.